El Tri acumula 270 minutos sin gol de local, Se concretó tercer Aztecazo

Mucho se habla sobre el partido que en 2009 perdió la Selección Mexicana de Futbol frente a su similar el Costa Rica en calidad de local, episodio conocido como el Aztecazo, que en el hexagonal final rumbo al Mundial de Brasil 2014 tiene una nueva modalidad, el empate sin goles, sin buen juego, de ésta se ha concretado la tercera edición en igual número de encuentros.

No hace falta perder cuando el nivel de juego del equipo que en la estadística, en la historia y en su realidad profesional es superior a sus rivales, pero que en la cancha es anulado, entonces la derrota es sólo menos dolorosa por dos puntos.

El equipo mexicano no ha jugado a ganar en el Estadio Azteca, su primer duelo de empate a cero en el hexagonal, a pesar de ser contra Jamaica, hoy último de la eliminatoria, se justificó justo por ser el primero, con la promesa eterna de tomar ritmo y mejorar en los siguientes encuentros, promesa que por supuesto está lejos de cumplirse.

El argumento para igualar sin goles el segundo encuentro fue distinto, por supuesto que el rival sabe cómo jugarle al conjunto tricolor y que es el segundo en la zona, Estados Unidos, que sin brillar, también se llevó un punto en el segundo Aztecazo en su nueva edición.

El tercero del hexagonal estuvo a cargo de quien bautizó las derrotas en el Azteca, Costa Rica que no se encerró, que no llegó a golpear y sin embargo tuvo las mejores oportunidades del encuentro y se mantiene en el primer lugar de la clasificación.

La escuadra dirigida por José Manuel “Chepo” de la Torre se tardó 53 minutos en crear una verdadera sensación de peligro en el arco de los Ticos y fue justo un minuto después de que la mala puntería de Campbell salvó al conjunto local.

En cambio los costarricenses estrellaron balones en los postes y se encontraron con José de Jesús Corona como un certero atajador, que estuvo atento y paradójicamente también a punto de convertirse en el villano, cuando al medir mal un envío al área dejó el arco abierto, sin embargo para su buena fortuna Omaña no logró empujarla a las redes.

Para complementar el mal funcionamiento del equipo en la cancha, una grupo de seudo aficionados arrojó objetos a los jugadores visitantes y el árbitro central agregó siete minutos al complemento, en lo que pareció un “regalo localista” que los verdes no supieron aprovechar.

El siguiente partido de Eliminatoria Mundialista para el Tricolor será el 6 de septiembre, de nueva cuenta en el Estadio Azteca, pero en esa ocasión con la visita de Honduras. Previo a esto, México disputará dos torneos importantes en los meses de junio y julio, primero la Copa Confederaciones, y después, la Copa Oro.

Comentarios

comentarios