El PAN perdió el rumbo y va a perder el gobierno: Francisco Rojas

  1. — Con las cuentas públicas se comprobó que los del PAN son gobiernos caros, malos e ineficientes
  2. — Extraviaron el camino, no se dieron cuenta de que eran gobierno, dice

Con la discusión y aprobación de los dictámenes de las Cuentas Públicas del 2007, 2008 y 2009, en las que se comprobó que el de Calderón es un gobierno caro, malo e ineficaz, la Cámara de Diputados cumple con su responsabilidad en materia de revisión del manejo de los recursos públicos, dijo Francisco Rojas, coordinador de PRI en San Lázaro.

Los resultados dejaron mucho que desear del que dijo era el gobierno del cambio, pues perdieron el rumbo, perdieron el país y van a perder el poder, ya que hubo incumplimiento en los programas de la Secretaría de Educación Pública (SEP), en las acciones de combate a la pobreza y desarrollo en infraestructura, todo ello en detrimento del crecimiento de la economía y del bienestar de la población.

El líder cameral resumió que el ejercicio gubernamental correspondiente a los tres primeros años de gobierno de la presente administración se caracterizó por una insuficiencia en el crecimiento económico, sin efecto real en el bienestar de la población, y señaló que en ese lapso, el Ejecutivo no ejerció cabalmente el gasto que le fue autorizado, toda vez que sus informes contienen simulaciones y ajustes para ocultar millonarios subejercicios en el gasto.

Los resultados de las cuentas públicas son ejemplo de que los del PAN extraviaron el camino porque no se dieron cuenta que eran gobierno, y se dedicaron sistemáticamente a distribuir responsabilidades, sin asumir las propias.

De ahí que, señaló el coordinador del Grupo Parlamentario priista en la Cámara de Diputados, el país esté hundido con más desempleo, más pobreza más delincuencia, más violencia y más corrupción en el gobierno federal.

Explicó que hay ineptitud, toda vez que en los últimos 10 años ha habido un billón 800 mil millones de pesos en promedio de recursos excedentes, pero se desconoce en qué se utilizó ese dinero, pues no hubo mayor crecimiento, no se generaron más empresas ni disminuyó la pobreza.

Además, resaltó que la deuda pública total de México, que al inicio del régimen era de cuatro billones de pesos, ahora es de siete billones 993 mil 11 millones de pesos, lo cual significa que hace seis años cada mexicano debíamos la cantidad de 29 mil pesos, y ahora cada compatriota tiene una deuda de 71 mil 336 pesos.

Definitivamente los panistas no aprendieron, pero lo bueno es que ya se van, porque el próximo primero de julio, México dejará atrás las promesas incumplidas del gobierno de la alternancia que no cumplió, concluyó Francisco Rojas.

Comentarios

comentarios