Dos exsecretarios a prueba electoral 

Al igual que en la elección federal del 2018, en los próximos comicios del 18 de octubre, serán dos ex miembros del gabinete del gobernador Omar Fayad los que estarán en la contienda, con la diferencia de que ahora serán hombres y considerados muy cercanos a su grupo político, tanto que desde el inicio de la actual administración se les ubicó en la línea de la sucesión.

Israel Félix Soto y Benjamín Rico Moreno, serán candidatos a las presidencias municipales de Mineral de la Reforma y Pachuca respectivamente y en el caso del ex titular del Medio Ambiente, su registro hasta ahora es por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) mientras que del ex secretario de la Política Pública aún no define cual será la bandera pues se mantiene abiertas dos posibilidades, incluida la del bulevar Colosio.

Cualquiera que sea la vía por la que contenderá, su equipo ya tiene preparada la estrategia de campaña y el trabajo con el que busca arrebatarle la alcaldía mineralense al Partido Acción Nacional (PAN) que en los últimos dos procesos municipales mostró su fortaleza y perdió sólo en una ocasión en una controvertida resolución en los tribunales.

La fortaleza de Félix Soto, se mostró incluso fuera del gabinete al que renunció hace más de un año para fincar su propio proyecto, encontró en el trabajo comunitario y en la suma de organizaciones y empresas una vía para mantener la atención a diferentes grupos, especialmente aquellos cuya vulnerabilidad demandan atención inmediata.

Nadie duda que aún fuera del aparato estatal, es uno de los hombres de mayor confianza del gobernador Omar Fayad y una de las opciones que tiene la jefatura política para la sucesión en el 2022, de ahí la importancia y el interés que desata de todos los partidos y actores políticos su primera participación electoral.

En el caso de Rico Moreno, sí bien se trata de uno de los empresarios que mantiene cercanía con la mayoría de los integrantes de los grupos de poder que han pasado en los últimos 30 años en Hidalgo, su amistad y cercana relación con el actual gobernador lo colocaron como uno de los proyectos políticos y su nombre aparece en las posibilidades electorales más serias del PRI desde el 2016.

Así que, tratándose de hombres fuertes del grupo del gobernador Omar Fayad y de personajes que tienen estructura y trabajo propio, algunos analistas aseguran que difícilmente se repetirá la historia electoral del 2018, cuando Sayonara Vargas y Citlali Jaramillo ambas ex secretarias una de Educación y otra de Contraloría perdieron la elección.

Comentarios

comentarios