Detienen en Tizayuca a narcomenudista

José Manuel Bernal Sierra

En la colonia El Pedregal del municipio de Tizayuca, elementos de la Coordinación de Investigación que realizaban un recorrido, descubrieron a un vendedor de droga, a quien le decomisaron seis grapas de cocaína en polvo y lo aseguraron para trasladarlo a las oficinas de la corporación, donde confesó que desde hace un mes se dedica a la comercialización de la droga en esa región hidalguense.

Fue la noche del martes 16 de Octubre aproximadamente a las 19:10 horas, cuando el personal del grupo Tizayuca, al circular por la calle Cinco de Mayo esquina con Aldama, se percataron de la presencia de una persona del sexo masculino que vestía bermuda azul y camiseta de tirantes color azul, el cual mantenía una actitud sospechosa.

Por ello los agentes decidieron acercarse y al pasar a velocidad moderada frente a esa persona, este inicia la marcha a bordo de la bicicleta, en una clara acción para tratar de evadir a los efectivos policiacos.

De manera pronta los agentes procedieron a darle alcance a interceptar a José Manuel Bernal Sierra que no contaba con ninguna identificación, por lo que se le indicó que le realizarían una revisión de rutina a la que aceptó de manera voluntaria.

De esa manera, los agentes descubrieron que portaba en la bolsa delantera derecha de su bermuda, seis envoltorios de papel de color blanco, en cuyo interior contenía polvo de color blanco con las características propias de la cocaína, por lo que procedieron a decomisarle la droga, así como un billete de dos cientos pesos y un teléfono celular de color negro.

El detenido manifestó que cuenta con 26 años de edad, además de tener su domicilio en la avenida 16 de Enero sin número, de la localidad de Huitzila, perteneciente al municipio de Tizayuca.

En relación a los envoltorios de papel con polvo blanco con las características propias de la cocaína, reveló que se dedica a vender droga desde hace aproximadamente un mes y que cada grapa la vende en cien pesos; sobre la manera de operar agregó que sus clientes lo contactan llamándole a su teléfono celular, para pedirle la cantidad de droga y acuerdan el lugar donde tiene que entregarla.

Así mismo aceptó que al momento que lo detuvieron acababa de vender dos grapas, en doscientos pesos y estaba esperando a otro cliente a quien le iba a entregar los seis envoltorios de cocaína que traía en su bolsa, así mismo informó que trabaja para una persona y que por esa actividad le paga cien pesos diarios.

Con las evidencias, José Manuel Bernal Sierra así como la droga, el teléfono celular, el dinero y la bicicleta, fueron puestos a disposición del representante social para que determine su situación jurídica.

Comentarios

comentarios