Detienen a ex dirigente de la UNTA en Ixmiquilpan

Nicolas Hernandez Nube, ex dirigente de la organización UNTA

En la región del Valle del Mezquital elementos de la Coordinación de Investigación aseguraron al ex dirigente de la organización UNTA de Ixmiquilpan, Nicolás Hernández Nube ya que tiene en su contra dos denuncias, una por la comisión del delito de secuestro y otra por tentativa de homicidio.

La detención de Nicolás Hernández de 48 años de edad, permitió a los agentes investigadores dar cumplimiento a las ordenes de Aprehensión, derivadas de la causas Penales números 79/2004 y 44/2004, la primera por el delito de secuestro que se cometió en agravio de Abel Pérez Cortés y la segunda por tentativa de homicidio en agravio de 15 personas, de las cuales una de ellas resultó lesionada por disparo de arma de fuego.

Agentes de investigación comisionados al Grupo Ixmiquilpan, cumplieron la orden de aprehensión, luego de seguirle la pista a Nicolás, a quien localizaron y aseguraron en el Barrio san Miguel de ese municipio.

En lo que respecta al secuestro, Hernández Nube, refirió que en el año 2004, fungía como dirigente de la organización de la UNTA en Ixmiquilpan, y que sus agremiados se manifestaron para exigir árboles de ornato.

Esa ocasión el delegado de gobernación Abel Pérez Cortés, intervino como mediador del conflicto, pero como no se logró una solución pronta, al salir de la presidencia municipal de Ixmiquilpan, , lo interceptaron y detuvieron para subirlo a un vehículo, en el que lo trasladaron a un vivero que se localiza por la Carretera Federal México-Ciudad Juárez, en el Municipio de Tasquillo.

En ese lugar Nicolás y sus agremiados tuvieron cautivo a Abel Pérez, por espacio de un día, exigiendo al gobierno del Estado la entrega de cuantiosa suma de dinero a cambio de su libertad.

En lo que se refiere a la tentativa de homicidio, los agentes investigadores informaron que el delito se cometió en agravio de Galindo Vargas Hernández, Carmelo Cea Peña, Máximo Pérez Peña, Martiniano Espíritu Martín, Juana Palma Charrez, Epitacio Quezada Hernández, Juan Camino Flores, Alfonso Cea Peña, María Cruz Martínez Pérez, Asención Peña Lugo, Felipe Camino Chavarria, Emiliano de la Cruz Acosta, Silverio Cerrito Ambrosio, Eugenia Mendieta Olguín y Sebastián Anaya Flores.

Los antecedentes revelan que uno de los agraviados acudió a la Agencia del Ministerio Público para denunciar que al realizar la instalación de tubería para agua potable que inicia desde el lugar denominado los Veneros ubicado en la localidad el Barrido, ya no les alcanzó la tubería de 4 pulgadas que estaban utilizando y completaron la obra con tubería de 2 pulgadas.

Posteriormente realizaron gestiones ante la Presidencia Municipal y Gobierno del Estado para reemplazar la tubería de 2 pulgadas y una vez que autorizaron el apoyo, iniciaron los trabajos que duraron un tiempo aproximado de tres días, pero al concluir, notaron que no corría el agua.

Por ello decidieron revisar la instalación, mediante lo cual se percataron que otra parte de la tubería se encontraba destruida, pero de inmediato los habitantes de la localidad de Cantinela acordaron repararla.

No obstante al realizar las labores, escucharon detonaciones de arma de fuego, las cuales observaron que provenían de una loma cercana, detectando que había varias personas y uno de tantos disparos lesionó a María de la Cruz Pérez, quien resultó con una herida en una pierna, además que varios vehículos resultaron dañados.

Comentarios

comentarios