• Obras Públicas y Secretaría de Gobierno atienden el lugar
  • No se reportaron daños materiales, ni hay casas cercanas

La madrugada de este jueves |1 de diciembre, las lluvias provocadas en el municipio de Tlanchinol provocaron el derrumbe de 9,000 metros cúbicos de tierra, roca y vegetación que bloquearon los dos carriles de la carretera Chalchocotipa-San José, en el tramo del kilómetro 5+600, al 5+668, afectando directamente a las localidades de Rancho Nuevo, San José, Coacuilco, Totonicapa, Maxaquilico, y la vía corta de acceso a los municipios de San Felipe Orizatlán y Jaltocán.

Ante la magnitud del material deslavado, y por instrucción del gobernador Julio Menchaca Salazar, y del Secretario de Obras, Alejandro Sánchez García, horas después acudieron Jorge Alberto Reyes Hernández, subsecretario de Obras Públicas; Enrique Padilla Hernández, subsecretario de Protección Civil y Gestión de Riesgos; y Raúl Lozano Cano, director general de Conservación de Carreteras Estatales, acompañados por autoridades regionales y municipales, a realizar una inspección del lugar, y fue detectada una falla geológica, misma que intentaron examinar por vía aérea, sin embargo, las condiciones climáticas en la zona lo impidieron, y se hizo por tierra.

Tras la detección de la falla, personal de Protección Civil realizó un análisis de vulnerabilidad y del polígono de riesgo y afectación, identificaron que no hay un núcleo de población cercano en riesgo, ni hubo reporte de daños materiales, delimitando la zona de riesgo.

Raúl Lozano manifestó que si el material únicamente se retira, habrá nuevos derrumbes y bloqueos de la vialidad, por lo que, desde la parte de arriba, donde inicia la falla, se realizarán bermas (grandes escalones), para quitar peso, y que si se registran nuevos movimientos del material desplazado, éste no baje hasta la carretera.

Explicó que la prioridad en este momento es desalojar el material, por lo que desde este viernes se enviaron como fuerza de trabajo dos excavadoras CAT 320, dos retroexcavadoras CAT 420, 01 Payloader CAT 936, y cuatro camiones de 14 metros cúbicos para el inicio del desalojo del derrumbe, acciones que se realizan en coordinación con la Policía estatal y municipal de la región Huejutla, Protección Civil de Tlanchinol, personal de la Zona Militar, de la Dirección General de Conservación de Carreteras, y de la Dirección de Obras Públicas de Tlanchinol.

Derivado del comportamiento de la falla, y si las condiciones climáticas lo permiten, se calcula que en un aproximado de 15 días, podría reabrirse el paso en esta vialidad.

Comentarios

comentarios