Descartada la mortandad de peces en La Estanzuela por sustancias químicas: CONAGUA

La Dirección Local de la Comisión Nacional del Agua en Hidalgo, dio a conocer que de acuerdo a los estudios realizados por para determinar la causa de la mortandad de peces ocurrida en días pasados en la presa La Estanzuela, del municipio de Mineral del Chico, quedo totalmente descartada la contaminación por sustancias químicas externas al sistema lacustre, que pudieran haber sido vertidas intencional o accidentalmente.

La dependencia federal señaló que ,según los resultados de las análisis, se determinó que la causa se debe, presuntivamente, por los organismos que integran el fitoplancton, que son microalgas, cuya presencia en altas concentraciones producen cianotoxinas, que de manera natural se multiplicaron a gran escala derivado del envejecimiento del embalse y que fueron el alimento principal de los peces afectados.

La Dirección Local de la Comisión Nacional del Agua, reveló que se tomaron muestras en medio de la presa, tomando tres superficiales y dos muestras más a 4 y 7 metros de profundidad, las cuales fueron analizadas por especialistas en fitoplancton, quienes determinaron la presencia de diversas especies de cianobacterias que desarrollan floraciones de algas en el agua.

Entre las especies encontradas en la presa de La Estanzuela se registró mayor densidad de dos especies: Aphanizomenon flos-aquae y Anabaena sp. Ambas, reconocidas por los efectos adversos ocasionados por la producción de cianotoxinas que suelen afectar el sistema nervioso y hepático en los peces.

Dijo que el proceso de envejecimiento en cuerpos de agua es un fenómeno natural que es acelerado por las actividades humanas, debido al aporte de materia orgánica proveniente de descargas de aguas residuales sin tratamiento y el arrastre de minerales ocasionado por la falta de cubierta vegetal en las laderas del embalse y que favorecen el aporte de nitrógeno y fosforo, así como, la presencia de condiciones climáticas como el incremento de temperatura y radiación solar, que propician el florecimiento de las comunidades de fitoplancton.

A pesar de que quedó descartada la contaminación por sustancias químicas, La Conagua recomendó a la población evitar el consumo de peces o uso del agua de la presa para consumo humano, hasta que las densidades de colonias de microalgas (fitoplancton) disminuyan, lo cual se prevé que suceda en las próximas semanas debido a la baja de temperaturas por la temporada invernal.

Comentarios

comentarios