Como delicado reporte el Sistema DIFH de la entidad, el estado de salud de la menor de apenas 11  años de edad, que cayó el pasado sábado de una altura de poco más de diez metros como resultado del desprendimiento de un plafón en el centro comercial Plaza Galerías. 

Luego de todas las especulaciones que surgieron por el hermetismo con que se manejó el caso, finalmente fue el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado donde se dio a conocer que se trata de una niña, cuya atención médica se lleva a cabo en el hospital infantil del niño DIF, donde fue recibida en el área de urgencias el día 21 del mes en curso. 

De igual manera, se dio a conocer que la afectada, de la que por ley se deben reservar sus datos personales, fue valorada en el servicio de urgencias por traumatología y ortopedia,  así como neurocirugía, donde se mantiene y estará por varios días más bajo observación médica.
Así también, se reportó que la menor presenta  politraumatismo, además de fractura multifragmentaria de húmero izquierdo, fractura supra e infra- izquierda, fractura de pelvis, Fractura luxación de coxis, fractura costal izquierda,  así como traumatismo craneoencefálico considerado como leve. 

Por lo anterior, la infante se informó,  ha sido sometida al menos a dos cirugías, por lo que su estado de salud se considera como delicado, además de que puede presentar secuelas a largo plazo, por lo que se dijo que requerirá de atención y seguimiento médico por varios meses hasta su total recuperación.
De acuerdo a lo sucedido, aparentemente la menor se encontraba jugando en la separación de las escaleras eléctricas cuya construcción es de panel de yeso, que no está diseñada para soportar golpes o peso, por lo que cedió a momento en que pisó en ese lugar. 

Comentarios

comentarios