La Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo (SSPH) realizó dos operativos de supervisión en los Centros de Reinserción Social (Ceresos) de Tula de Allende y de Actopan, respectivamente, como parte de los mecanismos estratégicos para garantizar el desarrollo, funcionamiento y estabilidad dentro del sistema penitenciario estatal.

En Tula de Allende, elementos de la SSPH, iniciaron inspecciones en dormitorios, talleres y áreas comunes, en zonas de reclusión varonil y femenil.

Resultado del operativo en Tula, se aseguró equipo tecnológico como 56 tarjetas SIM, 120 tarjetas SIM nuevas, 45 memorias USB, entre otros elementos. También se desmantelaron altares con culto a la “Santa Muerte”.

Se decomisaron 71 palos de madera, 13 cuchillos, 305 objetos punzocortantes, 128 tijeras y 180 desarmadores.

Así como 2 mil gramos de hierba seca, con características de marihuana, 40.22 gramos de cristal, 96.33 gramos de cocaína y 404.99 gramos de piedra, entre otros accesorios.

En el Cereso de Actopan, se incautaron 133 objetos punzocortantes, 70 gramos de presunta marihuana, 23 desarmadores y 13 desarmadores hechizos.

Dentro de las revisiones se hallaron 68 memorias USB, 16 cúter, 57 chips telefónicos, dos navajas, 26 adaptadores de microSD, 12 circuitos electrónicos, 6 tarjetas SIM nuevas, 296 encendedores, una tablet, dos repetidores de Wifi, 1 módem inalámbrico, 41 tijeras y 20 palos de madera y metal.

Salvador Cruz Neri afirmó que estos esquemas de revisión forman parte de las acciones emprendidas para mantener la tranquilidad, prevenir la extorsión y fortalecer la seguridad en los penales, para garantizar la seguridad de las familias que visitan estos centros penitenciarios, además, de optimizar las condiciones de las instalaciones de reclusión estatales.

Comentarios

comentarios