De muy débiles, calificó el gobernador electo Julio Menchaca Salazar, los argumentos de sus opositores con los que intentan anular la elección del pasado 5 de junio y con ello tratar de revertir los resultados de dicho proceso. 

Luego de que Carolina Viggiano Austria, quien fuera su principal opositora, anunciara que presentó la impugnación respectiva ante las instancias electorales, el abanderado de Morena,  PT y Nueva Alianza Hidalgo, manifestó que como abogado conoce todos los procedimientos a seguir y que en este caso hay situaciones que su contrincante y partidos coaligados no tomaron en cuenta para que su inconformidad pueda proceder. 

Refirió que en este caso, uno de los principales aspectos que se debe tomar en cuenta, es que cuando entra en conflicto una elección, la determinación  es no estar en el rango de los cinco puntos de diferencia y en Hidalgo la diferencia es de  más de 30 puntos entre el primero y segundo lugar. 

Afirmó: “Antes que nada, es necesario, que cuando has tenido la elección más alta de cualquier otra elección que haya tenido Morena, y decir en un agravio que no sabía lo que hacían más de 658 mil personas, que  estuvieron equivocadas o que les tomaron el pelo, es una falta de respeto a los ciudadanos desde mi punto de vista “.
Señaló  que, partir desde esa diferencia, además de que cada uno de los agravios que se mencionan son frágiles, tendenciosos  e infantiles,  entonces la que se pierde es la credibilidad de quien lo promueve y los partidos que lo apoyan porque no tienen forma de sustentar sus dichos, ni la diferencia de votos que se dio en las urnas.
Para finalizar, el gobernador electo, Julio Menchaca, añadió que se debe de pensar en la seriedad que se refleja ya que se da un mensaje de debilidad ante los diferentes sectores de la población, además de reitera que cada quien puede hacer lo que considere conveniente en este y todo tipo de casos.

Comentarios

comentarios