Criminales controlan el robo de combustible en la región Sur de Hidalgo

Criminales controlan el robo de combustible en la región Sur de Hidalgo

Crimen organizado controla el robo de combustible en la región de Tula de Allende, en donde se han incrementado este ilícito a través de las tomas clandestinas.

Los ductos de Petróleo Mexicanos (Pemex) son blancos de los saqueos de hidrocarburos dejando grandes pérdidas a la paraestatal.

Fuentes al interior de la refinería Miguel Hidalgo asentada en Tula de Allende, refieren que cada toma clandestina deja de ganancia al crimen organizado alrededor de 100 mil pesos por noche de ordeña, sin embargo en la región de Tula son decenas de ilícitas conexiones que se han instalado en los ductos de la paraestatal

Modus Operandi

Fuentes al interior de la refinería revelaron que al caer la noche los tlachiqueros –sobre nombre que reciben las personas dedicadas a la ordeña de los ductos- llegan con los contenedores para cargar el combustible, las tomas clandestinas normalmente están en zonas despobladas, zonas de sembradíos y de difícil accesos, para evitar ser vistos.

En el ducto se coloca una válvula –normalmente de 5 centímetros de diámetro- conectada a una maguara reforzada, la cual se adquiere fácilmente en tiendas con venta de productos de extracción de biocombustible o productos industriales.

Estas mangueras son enterradas en el suelo a una altura menor de 10 centímetros, algunas de ellas son colocadas en las orillas de las parcelas, y desembocan en los caminos de terracería o también conocidos como caminos saca cosechas

Algunos tlachiqueros llenan directamente a las pipas el productos, otras utilizan camionetas de redilas con tambos de 200 a mil litros de capacidad para guardar el producto robado y al amanecer dejan de extraer el producto.

Son varios ductos que corren de la refinería de Tula, sin embargo el ducto de 20 pulgadas de la line Tula Salamanca, Venta de Carpio Tula, y Santa Ana Palmillas este ultimo en la zona de Tepeji son los 3 ductos más dañados por las tomas clandestinas.

Zona de robos

Las zonas en donde se han detectado el mayor número de tomas clandestinas han sido en los municipios de Tezontepec de Aldama, en la comunidades de Huitel, Binola, San Isidro Carrasco y Santa María Nativista Atengo

Mientras que en Tula de Allende, en la comunidad de Bomintzha, Teocalco y en la colindancia del municipio vecino de Tepetitlán son los lugares preferidos para la instalación de las tomas clandestinas.

En Atitalaquia, la zona de robo de combustible se ubica cerca del polígono F1 en donde se pretende instalar la nueva refinería Bicentenario.

En Tetepango, los ductos que cruzan la comunidad de Juandhó han sido dañados por las ilícitas conexiones, en menor medida en Atotonilco de Tula, en la comunidad de Conejos es el lugar en donde los grupos delictivos extraen el combustible, cabe destacar que todas estas zonas de tomas clandestinas, no están a mas de 15 kilómetros lineales de distancia de la refinería Miguel Hidalgo.

En Tepeji Robo de gas

En la zona de Tula el robo en los ductos, es principalmente gasolina, diesel y petróleo crudo, sin embargo en Tepeji del Río lugar en donde está instalada una terminal de gas de licuado de petróleo (LP), se han presentado de forma constate el robo de este producto, por encima de las tomas de gasolina.

Los grupos delictivos, han instalado las conexiones en los parajes conocidos como el Zapote cerca de la comunidad de La cañada, y como segundo punto en la colonia Noxtongo cerca de la unidad deportiva de esta localidad, ahí el gasoducto de 20 pulgadas de la línea Carpio-Santa Ana Azcapotzaltongo es el que mayor robo ha presentado.

Camuflan auto tanques

Los grupos delictivos se las han ingeniado para camuflar las unidades con los tanques que contienen principalmente gasolina robada, en la periferia de Tula de Allende, han bardeado algunos predios en donde al interior trabajan por las noches trasvasando el producto robado a unidades acondicionadas para su trasporte.

Camiones aparentemente cargados con arena, es el camuflaje más común que han innovado los maleantes, son camiones tipo góndola a los que les caben más de 50 mil litros de combustible, al interior están acondicionados con tanques rectangulares, mientras que en la parte superior están cubiertos con arena, aparentado que la unidad trasporta ese materia para la construcción y no hidrocarburo.

Algunos camiones tipo torton, también los acondicionan con tanques rectangulares a los que le caben más de 30 mil litros de combustible, haciendo menos notorio durante la extracción de hidrocarburo, ya que en las zonas donde están las tomas clandestinas, son zonas de cultivos de hortalizas, y es muy común ver ese tipo de camiones.

Mientras que algunas unidades para ingresar a la zonas de tomas clandestinas rea de difícil acceso, utilizan camiones de redilas aparentado ser campesinos que están levantado la cosecha, sin embargo al interior de las unidades colocan contenedores cuadrados y algunos tambos cilíndricos, los cuales posteriormente son vaciados en pipas o camiones camuflados.

Accidentes por robo de combustible

El robo de combustible a provocado varios accidentes, el más grave se registró en enero del 2009, en un predio bardeado, en donde por la noche trabajaban traspaleando el combustible robado, a pipas y camiones camuflado, aparentado contener arena, en ese entonces los vecinos de la Colonia Iturbe municipio de Tula, se despertaron por el estruendo que provocó el estallido de una pipa, de inmediato comenzó a arder los más de 10 mil litros de combustible que contenía.

Los reportes policiacos refieren que una bomba se succión, se calentó y provocó la chispa que alcanzó el combustible, en ese lugar fueron encontradas otros dos contenedores de combustible robado, elementos de bomberos de ese lugar trabajaron más de 4 horas para sofocar el fuego.

Mientras que en Tepeji del Río en julio del 2010, una toma clandestina de gas LP se salió de control, quedando abandonada, afortunadamente la zona es despoblada, por lo que no provocó afectaciones a la población.

En ese mismo municipio en octubre del 2011, una toma clandestina provocó la fuga de Gas LP, poniendo en peligro el abasto del combustible en Abasolo, Guanajuato, y Zapopan, Jalisco, debido a que el ducto dañado en Hidalgo salió de operaciones y era el único que abastecía a esa zona del país.

El último accidente se registró en el municipio de Tezontepec de Aldama, de igual forma una toma clandestina de diesel, se salió de control derramado el combustible en los canales de riego de aguas negras que cruzan la zona.

El hidrocarburo derramado alcanzó dos patrullas de la policía municipal, quedando una al 80 por ciento calcinada, mientras que la otra unidad sufrió daños en el 50 por ciento.

Incrementó en el robo de combustible

De manera extraoficial se conoció que en lo que va del presente año son alrededor de 100 tomas clandestinas las registradas en Hidalgo, este número es un incremento del mas de 500 por ciento en comparación con años anteriores.

Durante el año 2009 se detectaron 13 tomas clandestinas en territorio Hidalguense, mientras que en el 2008 fueron un total de 18.

Las pérdidas para PEMEX por el robo de combustible ascendieron a más de 2 mil millones de pesos en el 2009 y en el 2008 fueron 715 millones de dólares en pérdidas por el robo de combustible, este año se desconoce a cuanto hacienda las pérdidas para Pemex por estos actos.

PEMEX vigila las 24 horas los poliductos con personal de seguridad física y elementos del ejército mexicano, y cuenta con diferentes métodos para detectar tomas clandestinas, la primera es con las corridas del diablo, instrumentado que les permite a los trabajadores de Pemex establecer en donde fue instalado una toma clandestina para su posterior corrección, además cuentan sistema especializado como la escala y las labores de celaje y vigilancia.

Solo decomiso de unidades y mangueras.

Duarte los recorrido de celaje que realizan personal de seguridad física de Pemex, han decomisado solo camionetas de redilas, decenas de mangueras, válvulas, pipas, cargadas con producto, tambos cilíndricos y cuadrados.

Pero ninguna persona en la región de Tula ha sido detenida por el robo de combustible, en julio del 2012 en Tepeji del Río un juez concedió una orden de cateo en el predio denominado el Zapote ubicado a la altura del kilómetro 17+170 de la antigua carretera México–Querétaro.

El Ministerio Público de la Federación en el Estado de Hidalgo cumplimentó la orden de cateo 329-2012 otorgada por el Juez Sexto Federal Penal Especializado en Cateos, Arraigos e Intervención de Comunicaciones.

Derivado de una denuncia que aseguró que en ese punto se llevaba a cabo la sustracción de gas, el Fiscal Federal solicitó el mandato de cateo judicial, que fue obsequiado por el citado Juez.

Al constituirse en el predio de una hectárea, el Representante Social de la Federación aseguró en dos puntos un total de mil 530 metros de manguera de diversas pulgadas.

Por estos hechos, el Fiscal Federal integró el expediente AP/PGR/HGO/TUL-373/2012 contra quien o quienes resulten responsables de la comisión del delito de Robo de Gas (toma clandestina).

A fin de recibir denuncias anónimas de estos hechos ilegales, Petróleos Mexicanos ha puesto a disposición de la ciudadanía el número de teléfono gratuito 01 800 228 96 60 o al 066.

 

 

Comentarios

comentarios