Después de que el pasado 28 de agosto, un caso probable de viruela símica sin antecedentes de viaje acudiera a recibir atención médica por presentar posible sintomatología de la enfermedad, el titular de la Secretaría de Salud Hidalgo (SSH), Alejandro Efraín Benítez Herrera, confirmó este viernes, la presencia del primer caso de viruela símica en la entidad.

El funcionario detalló que el hoy paciente acudió de primera instancia a un médico privado para posteriormente solicitar atención en los SSH.

Hasta el 29 de agosto se han confirmado en México, 504 contagios de viruela símica en 25 entidades federativas del país (aún no se contabiliza el de Hidalgo), refiere el Informe Técnico Semanal de Vigilancia Epidemiológica de la Secretaría de Salud.

Al 26 de agosto, en el mundo se reportaron 46 mil 869 casos confirmados en 100 países, territorios y áreas en las seis regiones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), así como 15 defunciones.

La enfermedad de viruela símica se caracteriza por la presencia de fiebre acompañada de una o múltiples lesiones en la piel o mucosas en forma de mácula a costra (erupciones morbiliformes), dolor de cabeza, dolor de articulaciones, dolor muscular, debilidad, aumento del tamaño de ganglios, dolor lumbar.

La enfermedad dura en promedio 21 días.

Hasta el momento, la transmisión en general se da principalmente por:

  • Contacto estrecho con una persona contagiada, incluyendo las relaciones sexuales.
  • Contacto con las lesiones, flujos corporales (sangre, secreciones de las lesiones), gotitas respiratorias de una persona con viruela símica.
  • Contacto con objetos contaminados (ropa, ropa de cama, toallas, etc.).
  • Contacto con material de curación de un paciente contagiado.
  • Contacto con animales infectados como monos y roedores.

Por lo anterior, se recomienda a la población:

  • Lavarse las manos de forma frecuente, con agua y jabón o solución gel.
  • Cubrir nariz y boca al estornudar o toser con etiqueta respiratoria
  • Evitar compartir alimentos, bebidas, cubiertos y platos.
  • Cuando se esté físicamente cerca de un enfermo, usar cubrebocas, especialmente si se esta tosiendo o se tiene lesiones en la boca.
  • Lavar la ropa, toallas, utensilios para comer y sábanas que hayan estado en contacto con la persona enferma, utilizando agua tibia y detergente.
  • Limpiar y desinfectar los espacios en los que se haya encontrado una persona enferma y evitar el contacto cercano con la misma.
  • Evitar el contacto con las lesiones, si se deben tocar utilizar guantes y desechar de forma correcta.
  • En caso de presentar síntomas, acudir al médico y evitar el contacto con otras personas.

Comentarios

comentarios