El presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó este viernes que el avión presidencial adquirido en la administración de Felipe Calderón será rifado mediante un sorteo, sin embargo aclaró que no se entregara a los ganadores, ya que abra una bolsa de 100 premios de 20 millones cada uno.

“Después de análisis, reflexiones, ya se tomó la decisión de rifar el avión… Se va a utilizar el dinero para una causa humanitaria”, afirmó el mandatario federal.

En la tradicional mañanera desde Palacio Nacional, el mandatario federal explicó que se emitirán seis millones de cachitos que se distribuirán en todo el país a 500 pesos cada uno, y se calcula que se podría obtener 3 mil millones de pesos, de los cuales se entregarán 100 premios de 20 millones de pesos, lo que sumará 2 mil millones de pesos.

Los mil restantes que espera obtener se dividirán en dos partes, principalmente: Una parte, entre 400 y 500 millones de pesos, se utilizarán para complementar el avalúo que es de más de 2 mil millones de pesos.

Otra parte, alrededor de 400 millones de pesos se destinarán al mantenimiento del avión presidencial y una cantidad menor, no se dijo cuánto, será para los billeteros, “las familias que se dedican a vender los billetes que van a obtener un porcentaje”, dijo López Obrador.

“Yo estoy seguro que todo mundo va a ayudar y va a participar. Conozco bien los sentimientos de generosidad… el que compre un número, un cachito, nos estará ayudando a resolver el problema que nos heredaron los de los gobiernos faraónicos”, dijo el mandatario.

La venta de boletos comenzará el próximo 1 de marzo y el sorteo se tiene programado para el 15 de septiembre para no hacerlo con prisas y que pueda participar la mayor cantidad de personas, afirmó López Obrador.

Asimismo señaló que tras el sorteo el avión “José María Morelos y Pavón” se quedará dos años a cargo de la Fuerza Aérea Mexicana esperando un comprador, mientras eso sucede, la aeronave será rentada y reveló que hay un contrato con un particular para rentarlo.

Comentarios

comentarios