1. — La CDHEH condena la muerte de Regina Martínez
  2. — Puede ser un atentado a la libertad de expresión
  3. — La autoridad obligada al esclarecimiento rápido de los hechos

La Comisión de Derechos Humanos del estado de Hidalgo, expresa su condena a los hechos que produjeron la muerte violenta de la comunicadora Regina Martínez, corresponsal de la revista Proceso en el estado de Veracruz, y expresa sus condolencias a sus familiares, amigos y compañeros de gremio en todo el país.

El Ombudsman de las y los hidalguenses manifiesta también su preocupación, ante la posibilidad de que este homicidio pueda significar un atentado a la libertad de expresión, derecho que debe permanecer inalterable en un Estado democrático de Derecho, y sumarse, si es el caso, a los que se han producido en otros espacios del territorio nacional en condiciones similares.

En ese sentido, hace un respetuoso llamado a la autoridad correspondiente para que estos hechos que lastiman a la sociedad en su conjunto, sean investigados y queden esclarecidos a la brevedad posible; a la población e instituciones en general, para que manifiesten su repudio a los actos de esta naturaleza que evidentemente alteran el orden social en cualquier lugar donde sucedan; y, particularmente, a las y los comunicadores para que se unan en un frente común que insista y propicie la construcción de condiciones que les aseguren el desarrollo seguro de sus actividades.

Estos reprobables acontecimientos en el estado de Veracruz, y que lamentablemente están antecedidos de otros muchos ocurridos en diversas entidades federativas de la República, deben ser un llamado de atención para acelerar también los mecanismos legales que generen esas condiciones de seguridad en torno de los comunicadores y los medios, cuyo trabajo de comunicación significa un derecho y seguridad para todas y todos los mexicanos.

Comentarios

comentarios