El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, informó este martes que Carlos Romero Deschamps, exsecretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), presentó su renuncia como trabajador de Petróleos Mexicanos (Pemex).

“Quiero informarle al pueblo de México que a partir del día de hoy el señor Romero Deschamps ya presentó su renuncia, es decir, deja de ser trabajador activo de Pemex, eso lo hace por voluntad propia y también por un exhorto que le hicimos, de que, aunque fuese legal considerábamos que era inmoral”, informó el presidente López Obrador, durante su conferencia de prensa matutina.

El mandatario explicó que, de acuerdo con una investigación periodística, Romero Deschamps estaba de vacaciones y argumentaba que mientras fue dirigente sindical no tomó días de descanso y que tomaría todas sus vacaciones acumuladas hasta el 2024, lo que le permitiría regresar a trabajar a este ese año.

“Entonces, iba a estar hasta el 24, pero, además, como trabajador activo”, dijo el presidente.

Añadió que, según la investigación periodística, se buscaba mantener a Romero Deschamps en activo y terminando su gobierno (de López Obrador) regresaría al sindicato. El presidente dijo que esto último él no lo puede asegurar.

Al ser cuestionado sobre las posibles investigaciones en contra de Romero Deschamps, el presidente sostuvo que corresponderá a la Fiscalía General de la República (FGR) informar si existen dichas denuncias en contra del exlíder petrolero.

Carlos Romero Deschamps, de 77 años, dirigió el sindicato petrolero desde 1993, enfrentando en diferentes ocasiones señalamientos de presunta corrupción y fue hasta octubre de 2019 que renunció al sindicato acorralado por las dos denuncias en su contra relacionadas con ingresos y obtención de recursos de manera ilícita.

Sin embargo, de acuerdo con información de medios nacionales, pese a abandonar su cargo sindicalista, Romero Deschamps continuaba como trabajador de Pemex percibiendo un alto salario de más de 1.2 millón de pesos (unos 60,000 dólares) anuales, entre su salario neto y las compensaciones.

Comentarios

comentarios