• Formula normas y procedimientos para evitar la corrupción

La Secretaría de Contraloría, encabezada por Álvaro Bardales Ramírez, busca prevenir la corrupción formulando normas y procedimientos para exigir la integridad de las empresas, con códigos de conducta para el correcto, honorable y debido ejercicio de sus actividades comerciales, industriales y profesionales en competencia sana, en contratos con el estado; promover su transparencia y verificar que dispongan de controles para prevenir y detectar actos de corrupción.

El 9 de noviembre fueron publicados en el Diario Oficial de la Federación (DOF), los Lineamientos del Padrón de Integridad Empresarial, los cuales buscan un combate frontal a la corrupción de las empresas fachadas, EFO’s y nómadas. El objetivo principal es que los comerciantes, empresarios, constructores, profesionistas que le venden al gobierno, sean íntegros; con controles internos y cultura ética.

El decreto publicado por la federación establece en su numeral 6.6. desarrollar herramientas y una normatividad para la implementación de un padrón de integridad empresarial, mediante el fomento de buenas prácticas, programas de integridad, y medidas anticorrupción, para involucrar incluso a los consejos empresariales en la lucha contra la corrupción.

Los que pretendan estar registrados en los padrones de proveedores y contratistas deben ser miembros de una organización, cámara o cuerpo colegiado empresarial, de conformidad con lo que prevén los artículos 16 y 25 de Ley General de Responsabilidades Administrativas.

En específico se busca que los proveedores, contratistas y prestadores de servicios que pretendan vender sus productos y servicios al estado, estén incorporados a algún cuerpo colegiado empresarial, o en su caso, que acredite que la empresa cuenta con una política de integridad específicamente con:

a) Manual de Organización.

b) Código de Conducta.

c) Sistemas de Auditoría.

d) Sistemas de Denuncia.

e) Sistemas de Entrenamiento y Capacitación.

f) Políticas para evitar riesgos a la integridad, y

g) Sistema que garantice la transparencia.

El Gobierno del Estado de Hidalgo, a través de la Secretaría de Contraloría, trabaja con el Consejo Coordinador Empresarial, la Coparmex, los Colegios de Profesionistas en alinear la normativa para incorporar estas nuevas formas de evitar estafas siniestras y el dispendio de los recursos que son del pueblo.

La administración recibió un padrón de 5,769 registros, 817 contratistas y 4,952 proveedores, 43 por ciento (%) personas físicas y 57% personas morales, 37% foráneos, y con una catálogo de 465 especialidades hechas a modo de privilegiar a proveedores previamente designados porque las contrataciones se orientaban a especialidades simuladas, y existía 8% de proveedores denominados comercializadoras con hasta más de 83 especialidades distintas y con tratos especiales; vendiendo lo mismo  abarrotes que tecnología, muebles, limpieza, medicinas, entre otros.

Ante ello, fue descubierto que dichas comercializadoras compran sus productos en Mercado Libre y venden al gobierno en el 300% sobre su valor, en el padrón de proveedores existe una comercializadora con 83 especialidades, que tiene el mismo socio y personal técnico que la segunda comercializadora con 61 especialidades, persona que además se presume es un servidor público.

El Gobierno del Estado de Hidalgo a través de la Secretaría de Contraloría implementará una reforma normativa anticorrupción para transformar 93 años de prebendas a unos cuantos, alineando en las normas jurídicas del catálogo de especialidades al catálogo del SAT, 40 especialidades de comercio y 20 especialidades de servicios; se registrarán en el padrón acorde a la actividad que el SAT tiene registrada. Posterior a ello se solicitará la pertenencia a un gremio afiliado, ya sea al Consejo Coordinador Empresarial o Coparmex, para que de esta manera se asegure su integridad.

Comentarios

comentarios