A unos días de reabrirse parcialmente el puente Zaragoza en Tula de Allende, comenzaron a presentarse grietas en distintos puntos de la reciente obra.

Desde el mes de abril, fue cerrada la circulación en la avenida Sur de la Unidad Habitacional de Pemex (UHP) debido a la ampliación del puente Zaragoza que cruza el Río Tula con la finalidad de ampliar  su cauce.

Sin embargo, el pasado miércoles el puente fue reabierto a la circulación de forma parcial, pero este inicio de semana después de que el río incrementó su nivel por las lluvias de la ciudad de México, se comenzaron a presentar cuarteaduras, en las baquetas, guarniciones y bardas de contención del río.

“Solo duró unos días la obra y ya comenzó a cuartearse”, señalaron los vecinos de la zona centro de Tula, los cuales dijeron que estas cuarteaduras demuestran la mala calidad de la obra, “bastó un poco de agua, ahora que pasará cuando el río venga completamente lleno, esa obra no va a aguantar”, indicó Edith Guzmán vecina del lugar.

Las baquetas del puente se sumieron más de 10 centímetros, las cuarteaduras de las guarniciones son de 5 centímetros, por lo que la zona fue acordonada para evitar que la gente pase por la zona afectada.

Mientras que en la barda de mampostería que da hacia el río, también se observan cuarteaduras de varios metros de largo.

Por ellos los vecinos piden una revisión por parte de peritos y Protección Civil para verificar la calidad de la obra, ya que temen que con las fuertes lluvias que se avecinan y el incremento de los niveles del río, la obra se venga abajo.

Comentarios

comentarios