• Ejercen acción penal contra policías que asesinaron a migrante; murió por fractura de vértebras

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que no habrá impunidad por el asesinato de Victoria Esperanza Salazar Arriaza, migrante salvadoreña que murió tras ser sometida por policías en Tulum, Quintana Roo, supuestamente por alterar el orden público, lo que, dijo, fue un “crimen brutal, vergonzoso y doloroso”.

“Quisiera expresar mi pesar por un lamentable hecho ocurrido antier en Tulum, Quintana Roo, México. Una mujer, Victoria Esperanza Salazar, salvadoreña, fue sometida por la Policía, por cuatro elementos de la Policía de Tulum y de Quintana Roo, fue brutalmente tratada y asesinada. Es un hecho que nos llena de pena, de dolor y de vergüenza”, dijo el presidente durante su conferencia matutina en la que, junto con el presidente francés, Emmanuel Macron, y el secretario general de la ONU, António Guterres, inauguró el Foro Generación Igualdad, un espacio virtual que busca empoderar a las mujeres y acelerar los avances en materia de género.

López Obrador comentó que los policías ya están en proceso de ser enjuiciados y no habrá impunidad.

“Una característica de nuestro gobierno es que antes había autoritarismo, se cometían estos hechos con frecuencia y además había impunidad, ahora no. Se respetan los derechos humanos y hay cero impunidad, se castiga siempre a los responsables”.

Por el delito de feminicidio, la Fiscalía General de Quintana Roo ejerció acción penal en contra de los cuatro elementos de la Dirección de Seguridad Pública de Tulum, una mujer y tres hombres, que sometieron a Victoria Salazar, originaria de El Salvador, en la vía pública, mediante el uso desproporcionado e inmoderado de la fuerza, lo cual le provocó la muerte.

En un mensaje difundido virtualmente, el fiscal estatal, Óscar Montes de Oca Rosales, informó esta mañana que, luego de que peritos forenses cumplieran con el protocolo médico legal y la necropsia, concluyeron que la víctima presentó una fractura en la parte superior de la columna vertebral, producida por la ruptura de la primera y segunda vértebras, lo cual provocó “la pérdida de la vida de la víctima”.

Añadió que las lesiones “son compatibles y coinciden con las maniobras de sometimiento que se le aplicaron a la víctima durante el proceso de su detención y antes de fallecer”.

Videos, que son parte de la carpeta de investigación, muestran que la mujer, todavía viva, gritaba y pedía ayuda, sin recibir ningún tipo de auxilio, mientras un elemento policial mantenía una rodilla sobre su cuello. Luego dos policías suben a la mujer, ya inconsciente, a la parte trasera de una camioneta pick up.

“La técnica policial de control corporal aplicada y el nivel de fuerza utilizado, se realizó de manera desproporcionada, inmoderada y con un alto riesgo para la vida, ya que no fue acorde con la resistencia de la víctima lo que ocasionó una desaceleración con rotación del cuello, violándose con ello lo establecido en la Ley Nacional sobre el uso de la fuerza”, señaló la Fiscalía estatal en un comunicado.

Por su parte, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, condenó el asesinato de Victoria, nombre con el que fue identificada. agregó que el gobierno de ese país se hará cargo de la manutención y estudios de las dos hijas de la mujer.

Comentarios

comentarios