Un grupo de 10 migrantes que viajaban a bordo de una camioneta familiar fueron asegurados por elementos de seguridad pública de Tula cuando viajaban por la carretera intermunicipal Tula – Michimaloya, a la altura del lugar conocido como La Capilla.

Durante un recorrido de vigilancia, los policías intervinieron una camioneta Chevrolet, suburban, color vino, con matrícula del estado de San Luis Potosí, que circulaba a exceso de velocidad y que al notar la presencia policial aceleró, los oficiales iniciaron una persecución hasta que le dieron alcance, sin embargo, el conductor y presunto coyote logró darse a la fuga corriendo hacia el cerro.

A bordo de la camioneta fueron localizados seis varones y cuatro mujeres que pretendían llegar a Estados Unidos, de los cuales nueve son de origen centroamericano y una mujer de origen sudamericano.

Al no acreditar su estancia legal en el país fueron puestas a disposición del Instituto Nacional de Migración en Hidalgo, mismos, que solicitaron el apoyo con un espacio para la custodia temporal de los indocumentados.

Comentarios

comentarios