Iniciaron los trabajos de desazolve de la presa Del Podrido, con la finalidad de evitar inundaciones en las partes bajas de Tepeji.
Por primera ocasión esta presa será desazolvada, el objetivo es permitir que el agua que escurre de los cerros en temporada de lluvias, se almacene y evitar que  baje con fuerza a las colonias y fraccionamientos de las partes baja.
“Esta presa será un buen retenedor, pero tendremos que retirar todo el azolve que tenemos, todos los escurrimientos de los cerros llegaban con gran velocidad por que no había un espacio de retención”, señaló Salvador Jiménez Calzadilla presidente municipal de Tepeji.
La presa Del Podrido, ubica en el ejido de Tepeji, alimenta de agua a la barranca denominada Palo grande, la cual se desbordó el pasado mes de septiembre inundando decenas de viviendas de las colonias Noxtongo, Tlaxinacalpan, Atengo, fraccionamiento La Chorcha, entre otros.
Como partes de las obras para prevenir inundaciones, el edil adelantó que se desazolvarán más de 10 kilómetros lineales de los ríos Tlautla y Tepeji, además de las barrancas Palo Grande, San Buenaventura y demás barrancas que estén en riesgo de desbordamiento.
Estas obras se realizan con recursos municipales y sin ningún tipo de apoyo de la CONAGUA a pesar de que estas áreas son zonas federales.
Con el desazolve de la Presa, barrancas y ríos se beneficiarán más de 30 mil personas de las partes bajas del municipio.



Comentarios

comentarios