Por medio de la Secretaría del Bienestar, el gobierno federal dio a conocer que para diciembre estarán listos los estudios que se realizarán para determinar si la minera Autlán afecta el medio ambiente y la salud de los pobladores de Molango, como lo han referido los habitantes de esa zona,  quienes hasta ayer mantenían un bloqueo en la empresa minera.

En conferencia de prensa en la sede de la delegación federal, el titular de los programas sociales Abraham Mendoza Zenteno, así como directivos de la minera y ambientalistas de esa región,  dieron a conocer que dentro del  Plan Inicial Integral de Trabajo Ambiental para la región de influencia   de la actividad de la minera Autlán municipios Molango Lolotla  y Tlanchinol se realizarán estudios  en coordinación con el Sistema Nacional de Salud, Conagua,  el área técnica del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua y el  Servicio Geológico Mexicano.

Mendoza Zenteno, señaló: “Se busca que a través de estas investigaciones se determine si la minera contamina el medio ambiente y la salud de la población como lo han denunciado al menos una decena de comunidades de esa región de la entidad”.

Refirió que  por  varias semanas se han reunido en mesas de trabajo con los representantes de las comunidades, así como de la minera Autlán para llegar a un acuerdo en el que se realizarán estos estudios y con ello se conozca de manera real si existen daños a la salud, además de manifestar que de resultar positivos  se tendrían que tomar las acciones pertinentes para mitigar estos daños al medio ambiente.

Por su parte el director corporativo de asuntos estratégicos de Autlan José Elías Sahab Haik, y Elsa Sauceda Salazar gerente de sustentabilidad, señalaron que la empresa trabaja bajo los estándares y normatividad ambiental por lo cual rechazaron que la explotación de manganeso afecta el medio ambiente y sobre todo la salud de la población de esa zona del estado.

Afirmaron que únicamente hay relación entre su actividad y el problema de salud conocido como Manganesismo, que afecta el sistema nervioso central sin embargo en la entidad no hay ni un solo caso, además de afirmar que cuentan con estudios médicos de tres generaciones de mineros y no han registrado daños a la salud de los habitantes.

A su vez la representante de del Movimiento Ambientalista para la Sierra Hidalguense, Griselda Bautista lamentó que la minera no reconozca el daño que ha ocasionado al medio ambiente y a la salud de la población, “El cuerpo humano sólo puede resistir un porcentaje de manganeso y si se rebasa se tendrían repercusiones a la salud, por lo cual adelantò que la comunidad contará con sus propios estudios realizados por una universidad de Texas.

Al mismo tiempo acusó que las muestras de agua que  se enviarán para los estudios son de puntos donde no hay descarga de manganeso, y no de las zonas que tiene identificada la población como sumamente deterioradas.

De igual forma, aseguró que la resistencia de la población continuará ya que consideran que sì hay un daño ocasionado por la extracción de manganeso. Indicó que el bloqueo que mantenían desde el seis de septiembre fue levantado el fin de semana pero se mantienen pendientes de los avances.

Comentarios

comentarios