El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que se implementará una segunda fase de la política de austeridad en su gobierno, que consistirá en reducir aún más los gastos del gabinete federal, principalmente en viajes al extranjero y viáticos.

En La Mañanera desde Palacio Nacional, López Obrador dijo que mañana se reunirá con su gabinete para llevar a cabo las medidas y lograr la fase superior de austeridad que es «la pobreza franciscana».

“Tengo reunión mañana con el Gabinete y vamos a llevar a cabo medidas de austeridad adicionales, vamos a reducir bastante, casi no va a haber viajes al extranjero, vamos a reducir viáticos y otras medidas”, anunció el mandatario federal.

López Obrador mencionó que su Gobierno procurará que todas las reuniones en el extranjero sean por videoconferencia

Asimismo, puntualizó que desde el principio de su administración se han aplicado medidas para obtener ahorros, de las cuales una de ellas fue no comprar vehículos para ningún funcionario de primer nivel.

“La camioneta más nueva que tengo es del 2018, la compraron antes de que yo llegara y ya tiene 280 mil kilómetros, pero tenemos ya camionetas de las que usamos de 400 mil kilómetros. Y después de 10 años de uso, estamos dando mantenimiento y funcionan bien, no me han dejado tirado en las giras”, señaló.

López Obrador afirmó que el plan de austeridad en los órganos autónomos debe tratarse como un asunto de Estado, que permitan seguir sin deuda, sin aumentar impuestos ni el precio de las gasolinas.

“Es austeridad republicana de Estado para seguir manteniendo ahorros, para seguir sin solicitar deudas adicionales, sin aumentar impuestos, sin aumentar el precio de las gasolinas, la fórmula es sencilla: es cero corrupción y austeridad, para liberar fondos al desarrollo, entregar recursos a la gente más necesitada. Llevamos ahorros del orden de 2 billones de pesos, en general”, dijo.

Comentarios

comentarios