Ambientalistas acusan que los daños neurológicos, de la vista, así como retraso en aprendizaje, podrían tener relación con la contaminación por manganeso que se registra en Molango, donde la minera Autlán es la encargada de la explotación del mineral en esa zona de la entidad.

Al respecto, la presidenta de la organización Movimiento Ambientalista para la Sierra Hidalguense, Griselda Bautista,  manifestó que desde hace varios años se ha solicitado una investigación sobre los daños a la salud, que deja la explotación de manganeso en esa región.

Afirmó que de acuerdo con  los resultados de las pruebas levantadas por el  Instituto Nacional de Salud Pública,  en Nonoalco, Chiconcuac y Tolango, donde la minera Autlán extrae este mineral, se realizó una reunión con los pobladores,  a quienes se les informó que se detectaron algunos resultados donde si hay correlación entre el tema ambiental y el daño a la salud que afecta a  los niños de esa región está muy marcado el lento aprendizaje.

Al mismo tiempo, la activista rechazó los señalamientos de la minera  de que incluso por el contacto con el manganeso,  los niños habían tenido buenos resultados en pruebas escolares, “eso lo hicieron en una escuela particular donde la calidad de la educación es mejor que en la pública, además de referir que lo que se registra  en las comunidades es retraso en los niños, problemas de la vista y en el caso de los adultos daños en los huesos y dolores de cabeza.

Menciono que, la empresa minera Autlan, también trajo a una especialista de la UNAM, quien supuestamente dijo que no hay ningún problema por el contacto o respirar el manganeso.

De igual forma, denunció que no hay atención médica para los pobladores, ni tampoco solución al daño ambiental, y apenas la semana pasada señaló, que envió un correo a la Secretaría del Medio Ambiente con copia al delegado de programas sociales del gobierno federal Abraham Mendoza,  para solicitarle información sobre las acciones en esa demarcación.

Comentarios

comentarios