No se debe normalizar ningún tipo de violencia, y mucho menos entre las nuevas generaciones, y para prevenirla, “es responsabilidad de todas y todos aportar nuestro granito de arena”.

Así lo expresó el diputado Alejandro Enciso Arellano, quien, desde la Máxima Tribuna del estado, exhortó a diversas instancias municipales y estatales, para que coadyuven en la prevención de cualquier tipo de violencia, así como en el fomento del consumo de bebidas alcohólicas entre la adolescencia y juventud.

En su exposición, el legislador relató algunos casos que se han hecho públicos en las distintas redes sociales, y en los que jóvenes son agredidos por otras personas, o por elementos de seguridad privada de centros de esparcimiento.

Otro factor que estimula a la violencia es precisamente el consumo de alcohol, en muchas ocasiones hasta adulterado, sin que exista un control para su venta.

Por lo anterior, Alejandro Enciso exhortó a los 84 Ayuntamientos para que en su normatividad se contemple la obligación para que los establecimientos que expendan bebidas alcohólicas, como restaurantes, centros nocturnos, discotecas, antros, bares y cantinas, con afluencia masiva de personas, cuenten con personal de guardias de seguridad y que estos se encuentren debidamente capacitados y certificados por la Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo.

De igual forma, a los ayuntamientos para que dentro de los requisitos para otorgar licencias de funcionamiento de establecimientos que expendan bebidas alcohólicas, se encuentre el contar con un protocolo en seguridad de actuación preventiva, que cuente con el visto bueno de las dependencias de seguridad pública municipal.

“Se exhorta a la Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo, así como a los 84 gobiernos municipales, para que sus cuerpos policiales realicen patrullajes de manera permanente en las periferias de los establecimientos donde se expenden bebidas alcohólicas y de las escuelas”, expuso.

Exhortó también a las Secretarías de Educación Pública y de Salud del Gobierno del estado, para coordinar recursos económicos y humanos, con el objetivo de brindar atención psicológica en las escuelas de nivel medio superior y superior, focalizando campañas o programas en la prevención de la violencia multifactorial que están experimentado las y los jóvenes hidalguenses.

Por último expresó, “La violencia que están viviendo las y los adolescentes, así como los jóvenes por motivos del consumo del alcohol es ya un asunto prioritario y urgente en la agenda pública de todo gobierno y sociedad, en la que todas y todos estamos involucrados”.

Comentarios

comentarios