Advierte la presidenta de la Fundación Sonrisas Perdidas, Martha Navarro, que después de la  desaparición y asesinato en días pasados de la menor Nicole Santos, en la región de Tizayuca se vive en estos momentos en  un estado de psicosis  entre la población que ha señalado varios intentos de secuestro de mujeres y niños pero no han iniciado ninguna denuncia penal ante las instancias correspondientes por temor a represalias y que no pase nada.
La activista  manifestó que en estos momentos hay una ola de comentarios en sentido de que mujeres y niñas han sido víctimas de intento de desaparición, pero en ningún caso se ha acudido ante las autoridades de la Procuraduría de Justicia lo cual dijo, debe ser investigado para saber qué tan cierto es y en su caso actuar en consecuencia para acabar con el miedo en que se vive en la zona.
Al mismo tiempo señaló que, si no hay una denuncia penal, es imposible saber qué sucede en el municipio, por lo que aseguró que en su caso no está en condición de señalar qué pasa si no hay una denuncia, además de referir que en este sentido, si no hay estadísticas  oficiales las autoridades tampoco pueden  poner en marcha  programas preventivos para evitar estos delitos por lo que reiteró que es necesario que todo caso sea denunciado.
Refirió que, por lo anterior en esa zona de la entidad, principalmente en el municipio de Tizayuca  hay una paranoia después de lo que ocurrió con Nicole Santos,  por ello insistió en hacer un llamado a que si en verdad hay este tipo de delitos se acuda a levantar la denuncia en el caso de la fundación dijo que tampoco se ha solicitado el apoyo para que se levante alguna ficha de no localización por lo que no se descarta que solamente se trate de falsos rumores.
De igual manera dio a conocer que,  ante la Fundación que representa, se han reportado al menos 107 desapariciones, de los cuales se han localizado con vida 80, cuatro sin vida y 23 no han sido encontrados, adema de precisar que noviembre del año pasado  habían sido reportadas como desaparecidas 222 personas, 151 se localizaron con vida, 21 fallecidos y 50 sin localizar.
Por último, puntualizó que para otras organizaciones como Servicios de Inclusión Integral,  el municipio de Tizayuca está considerado como un foco rojo en el estado no solo por desapariciones, sino también por violencia familiar y narcomenudeo que se registra en ese municipio que colinda con el Estado de México. 

Comentarios

comentarios