Seguidores, simpatizantes e integrantes del movimiento Marea Verde, afirmaron que continuarán sus manifestaciones  en contra de la iniciativa presentada por la bancada de Acción Nacional para defender la vida desde la concepción, acusaron que este tipo de leyes solo generan persecución y confusión por lo que harán dijeron,  lo que sea necesario para que se respete la decisión de las mujeres al respecto.
Recordaron que en la semana que apenas termina, los Diputados del PAN  encabezados por su coordinador de bancada, Asael Hernandez, presentaron en el pleno del Congreso local una iniciativa para reformar los artículos 4 y 9 de la Constitución política del Estado,  a fin de defender la vida desde la concepción,  lo cual los panistas, no buscan  penalizar la interrupción del embarazo.

En respuesta a lo anterior, la dirigente  en el estado de la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos (Ddeser)  Berta Miranda, manifestó  que esto es una mentira ya que no se reforma el código penal donde existe el delito de aborto, además de señalar que la iniciativa de ley del PAN pretende  legalizar las prácticas de la clandestinidad, ya que no se dejarán de realizar  los abortos y lo único es que se harán  a escondidas y en otras regiones del país donde la práctica está permitida.
De igual manera la activista, acusó que desde las iglesias se convocó para que ciudadanos acudieran al Congreso local el día de ayer para manifestarse a favor de esta propuesta panista, “a los diputados no se les debe de olvidar que protestaron sobre una constitución no sobre la biblia”.
A decir de las integrantes de este movimiento,  las premisas son “educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto seguro para no morir”, esta iniciativa coloca a las mujeres a realizar un aborto en la clandestinidad.
Aseveraron que este tipo de reformas limitan los derechos reproductivos de las mujeres,  además de qué se reduce a promover el miedo y la desinformación y con ello no se dejarán de practicar los abortos por el contrario,  se realizarán  en la clandestinidad lo que ocurre actualmente.
De igual manera, recordaron que en Hidalgo del 2007 al 2018 se registraron mil 93  casos de mujeres que tuvieron que acudir a la Ciudad de México a practicarse la interrupción del embarazo lo que ubica esta entidad en el cuarto lugar a nivel nacional, además de que durante el año pasado hubo 5 mil 498 casos de madres adolescentes, de estas, 145 son  niñas de entre 10 y 14 años además de 5 mil 353 son en edades de 15 a 19 años.
Manifestaron que la iniciativa panista mantiene las cuatro causales para que se puede interrumpir de manera legal el embarazo en Hidalgo,  que son violación, accidente, riesgo de morir de la madre y por malformaciones genéticas,  sin embargo de acuerdo con Berta Miranda, esta situación pone en desventaja las mujeres ya que se inicia una persecución y el sistema de salud puede incluso, denunciar a una mujer por un aborto espontáneo.

Comentarios

comentarios