Salida a la crisis 

La espinada transición que en Hidalgo dejó como saldo una crisis y parálisis legislativa que cumplió 15 días, parece encontrar una salida basada en los acuerdos que comienzan a construirse entre integrantes del equipo del presidente electo Andrés Manuel López Obrador,  del gobierno del estado y Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) que entre otros, dejaría sin la junta de gobierno a la priista María Luisa Pérez Perusquía.

De acuerdo con las versiones que se han obtenido en los últimos días,  los acercamientos y puentes tendidos han comenzado a destrabar el conflicto que inicio justamente con la elección de la junta de gobierno  y que polarizó las fuerzas de los legisladores morenistas y priistas estos últimos, con el apoyo inicial de las minorías panistas perredistas, pesistas y petistas.

Detrás de los enfrentamientos, discusiones y hasta golpes, estuvo el presidente del grupúsculo Universidad Gerardo Sosa Castelán, que fiel a su estilo,  avivó el conflicto, ordenó a sus legisladores no sentarse a dialogar y presionar hasta generar la crisis legislativa que le diera argumentos para llegar con los integrantes del gobierno federal electo y mostrar a un estado al borde de un gran conflicto.

Sin embargo,  para Olga Sánchez Cordero y Zoé Robledo quienes serán la Secretaria y subsecretario  de Gobernación respectivamente en el gobierno obradorista, lo que menos interesa es la lucha de grupos por el poder y sí la reconciliación y trabajo ordenado y coordinado en el país, así que abrieron los caminos necesarios para el dialogo con el gobernador Omar Fayad y su equipo encabezado por el Secretario de Gobierno Simón Vargas.

Los acuerdos y los personajes centrales que han estado involucrados en estas mesas, se irán descubriendo con  los días, pero esta claro que los primeros pasos ya están dados, ambos grupos han puesto en la mesa los temas que les interesan y los escenarios para transitar en ellos.

La primera será la tan llevada y traída Junta de Gobierno que según los avances,  se estaría quedando en manos de Morena, aunque con la posibilidad de remover a Humberto Veras Godoy antes de que termine el primer periodo ordinario de sesiones.

Con esto quedaría claro que Gerardo Sosa y su grupúsculo, están fuera de todo punto de negociación  y que el gobierno estatal está dispuesto a transitar sólo con el gobierno federal electo y Morena, pero con los universitarios no,  y sí algo confirma lo anterior es que en los diálogos no entró Abraham Mendoza ni nadie del grupo Universidad, pero sí otros integrantes históricos de la izquierda y de Morena en Hidalgo.

Comentarios

comentarios