La presencia del Puma concolor en el corredor biológico de Actopan, muestra un ecosistema sano, en donde convergen estas y otras especies, en un territorio que comparten con el ser humano de las comunidades de la parte alta del municipio.

En diciembre del 2018, fueron integrados al ecosistema, 20 ejemplares de venado cola blanca, con el objetivo de equilibrar el ecosistema, el cual tras la desaparición de esta especie, provocó que el Puma atacara a animales de corral.

Recientemente, en la comunidad de Plomosas, fue confirmado el ataque a un ejemplar de venado cola blanca. En el lugar se localizaron los restos óseos, asimismo el pelaje y cráneo.

Como parte del protocolo, se revisó el área, se buscaron huellas, asimismo fueron revisadas las cámaras trampa colocadas en este lugar. En las cámaras, no se encontró evidencia, las cuales fueron cambiadas a 150 metros cercano al río Amajac.

En la misma comunidad de Plomosas, el tres de marzo del presente año, fue reportado el ataque a un asno, donde se hizo la inspección y se confirmó el patrón de comportamiento del Puma.

Las comunidades donde se ha confirmado la presencia del Puma en este corredor biológico de 23 mil hectáreas, los habitantes mantienen una postura de armonía con el felino. Es el caso de la comunidad de Benito Juárez, donde los habitantes han creado el corredor turístico “El Paso del Puma”, mediante el cual se busca promover el turismo alternativo y de aventura, a través del cual se promueven los escenarios naturales, gastronómicos y atractivos para deportes extremos.

Comentarios

comentarios