Los ganadores de la crisis legislativa

El acuerdo se dio en los primeros días de la segunda semana de octubre, los equipos del presidente electo  Andrés Manuel López Obrador y del gobernador Omar Fayad,  ya tenían avances  para destrabar definitivamente la crisis legislativa, de Morena se había dado el primer paso al sacar de la coordinación legislativa al ex rector de la Universidad Autónoma del Estado Humberto Veras Godoy, faltaba sólo que el Partido Revolucionario Institucional (PRI), oficializara que dejaba la Junta de Gobierno y así ocurrió.

Lo habíamos anticipado desde el pasado 17 de septiembre, los acercamientos fueron impulsados a nivel federal por quienes serán la Secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero y el Subsecretario Zoé Robledo y a nivel local el artífice era el diputado local Ricardo Baptista, del gobierno estatal el propio mandatario y el Secretario de Gobierno Simón Vargas.

Desde un principio las pretensiones fueron puestas en la mesa, Morena quería la junta de gobierno de la cámara de diputados con el argumentó que siempre sostuvieron, eran  la mayoría porque así fue la votación, mientras que los operadores del gobierno estatal sostenían que ley orgánica legislativa y el acuerdo inicial de las coordinaciones parlamentarias les daba la posición que desde el arranque de la actual legislatura ostentaron; sin embargo dejaron abierta una posibilidad, la entregarían siempre que fuera para un diputado que no representará los intereses  de Gerardo Sosa.

Así se avanzaron dos semanas,  las versiones de los involucrados señalan que se agregaron dos puntos más al acuerdo: que habría respeto a los poderes y algo significativo,  que los morenistas no abrirían una cacería de brujas y apoyarían todos los proyectos y el presupuesto que será enviado en las próximas semanas,  previo cabildeo.

Resuelto todo, no hubo más que consolidarlo,María Luisa Pérez Perusquìa sólo fue notificada que dejaría la Junta de Gobierno, que la ocupará hasta el segundo año, lo mismo ocurrió con el panista Asael Hernández, el presidirá el tercer año.

Si alguien debe anotarse como el perdedor de esta crisis es al grupúsculo Universidad y su líder Gerardo Sosa que por segunda ocasión es obligado a salir de escena, la primera con su pretensión de marchar contra el gobierno y ahora con la junta de gobierno y si habría que señalar ganadores, apunte a Ricardo Baptista y a los operadores del gobierno estatal, que parecen haber encontrado los caminos para solventar la transición y lo que viene con el nuevo gobierno federal.

De mi tintero… Caros han salido los caprichos de Emigdio Arozqueta que tuvo que sacar sus pertenencias de la oficina de la que  pretendió apoderarse con argumentos jurídicos poco sólidos, pues un juez federal ordenó devolverla a la delegación federal que ocupa el inmueble desde hace varias décadas…Pero no fue lo único, en la semana envió una circular a los trabajadores de la Subdirección Jurídica  donde les pide regresar a laborar y no iniciar ninguna acción en su contra… sólo falta que pida disculpas por sus abruptos.

Comentarios

comentarios