Legisladores grises 

El actual grupo legislativo federal y local  de Hidalgo, se ha convertido en menos de un trimestre en el más cuestionado de las últimas décadas, producto de sus errores, ignorancia, ineficacia, escasa productividad e incluso su relación con hechos delictivos que tiene a uno de ellos al borde de ser desaforado en los próximos días.

Cada día qué pasa del calendario legislativo parecen más empeñados en mostrar que son neófitos en su actividad y lo que quizá pueda ser más preocupante, que no se ve el interés por mejorar su desempeño y convertirse en parlamentarios que sean el contrapeso en un estado gobernado durante toda  su historia por un solo partido.

Basta ver lo que ha pasado en estos meses de trabajo para confirmar que,  fueron mujeres y hombres en su mayoría que tuvieron la “suerte” de ser electos de procesos poco democráticos e incluso desinteresados de sus partidos o bien que fueron el pago a facturas e intereses de grupos minoritarios, que no representan la aspiración de muchos electores por tener un real cambio y que ganaron producto de una inercia nacional.

Y particularizamos ejemplos, en el congreso de la unión está Cipriano Charrez,  un chapulín de tres partidos políticos en menos de 5 años, hoy acusado de homicidio culposo con un proceso de desafuero en su contra y una opinión de rechazo de los grupos morenistas, que lo que menos quieren es ser salpicados por sus errores y delitos cometidos según la Procuraduría del estado la madrugada del 6 de octubre cuando la camioneta en la que viajaba chocó contra un taxi donde perdió la vida un joven.

Julio César Ángeles Mendoza,  libró la cárcel porque el delito de peculado del que fue acusado había prescrito y no porque comprobara su inocencia, pero además encabezó protestas contra la construcción  de un gasoducto en la zona sur del estado, hecho que provocó que el costo de la obra se duplicara a 100 millones de pesos, fue señalado de exigir dinero a la empresa canadiense ATCO para permitirles seguir el trabajo y hoy es uno de los secretarios en la comisión de energía, por cierto de los más inasistentes a la cámara.

Y si de ignorancia se trata, anote el caso de la diputada Sandra Simey Olvera que tras proponer una reducción en el presupuesto a la industria del cine y encontrar el rechazo generalizado de este sector, trató de evadir el tema incluso desconociendo sus propias propuestas.

Pero a nivel local las cosas están igual o peor, legisladoras que cantan alabanzas cristianas en tribuna, otras que ignoran la tabla de sueldos de los funcionarios estatales y algunas más que ni siquiera se toman la molestia de investigar la conformación del parque presupuestal del año que está por terminar y cambian cifras, lo que da como resultado que sean exhibidas en tribuna o durante las comparecencias por los funcionarios estatales que se han burlado en su propia cara de sus limitaciones.

Algunos más, se la pasan peleando comisiones, oficinas, presupuesto y hasta vehículos para sus equipos, así ha sido el devenir de uno de los tres poderes del estado, que derrocha y gasta millones todos los días con muy poco provecho para los hidalguenses y si una gran desvergüenza.

De mi tintero…  Ya tiene en prisión a uno de los “peces gordos” por haber cometido el delito de peculado y desviar más de 600 millones de pesos. Como antecedente de la actuación de un gobierno priista contra otro del mismo partido que lo antecedió parece muy buena señal, lo malo es que los especialistas en derecho y peritos, anticipan que en menos de un año  el  ex subsecretario de finanzas de la Secretaría de Educación Pablo P.M. obtendrá su libertad, las pruebas  que se tienen hasta ahora, dicen los enterados, serán fácilmente desechadas y tiradas por la defensa…Por cierto hablando de irregularidades muy actuales, dicen que una revisión a fondo de la construcción de la nueva sede de la Secretaría de Seguridad arrojaría responsabilidades contra la constructora, pues hay vicios ocultos y fallas que ameritan  sanciones a los empresarios y a quienes recepcionaron como de muy buena calidad la obra millonaria.

Comentarios

comentarios