Las subsecretarías incomodas

 

El equipo cercano hizo señalamientos que se convirtieron en advertencias y hasta recomendaciones  en algunos casos al ex gobernador Francisco Olvera de los excesos y abusos que  cometían sus colaboradores en tres subsecretarias del gobierno estatal donde sus titulares tenían una particularidad: se decían  hombres de todas las confianzas y hasta amigos del entonces titular del ejecutivo.

 La Subsecretaría de Administración y Finanzas la Secretaría de Educación, la Subsecretaría del mismo ramo en Salud y la Subsecretaría de Obras Públicas, fueron consideradas incomodas por parte del gabinete de la pasada administración, se maquillaba presupuesto, se inflaban costos de proveedores, se asignaban con discreción licitaciones y lo más grave que hoy se ha confirmado a través de una denuncia penal, se disponía de recursos del erario público.

La detención de Antonio Turribiarte ex director de Recursos Financieros de la Secretaría de Educación por el delito de peculado de más de 68 millones de pesos, es sólo apenas el inicio de un proceso que llevará muy probablemente a solicitar la orden de aprehensión de Pablo Pérez ex subsecretario de Administración y Finanzas y jefe directo del ahora imputado.

 El nombre de Pérez Martínez se repite en varias ocasiones en la carpeta de investigación de la Procuraduría de Justicia quien a través de la policía investigadora, ya ordeno realizar cateos en una de sus propiedades, donde habría asegurado dinero y documentos que se integrarán a las pruebas periciales fiscales realizadas hasta ahora.

Este apenas es una muestra de que se llegará a fondo en las investigaciones que ordenó el gobernador Omar Fayad  realizar en las áreas donde se tuviera la presunción y elementos de que se cometieron actos de corrupción, como en Radio y Televisión de Hidalgo, donde también la Procuraduría Estatal ya tiene una carpeta de investigación, independiente a la que sigue la Secretaría de Hacienda quien ya orden congelar dos cuentas bancarias.

Ahora sólo falta saber si sólo será en una de las subsecretarías donde se proceda con los actos de corrupción o también en la de Salud donde despachaba Carlos García en donde se presume también se tuvieron excesos y la de Obras Públicas donde Marco Antonio Rico y el empresario Ernesto del Blanco, hacían la asignación directa de las obras a cambio del pago anticipado de los llamados diezmos.

 Sobre ambos casos, ya se tuvieron incluso pronunciamientos del propio gobernador Omar Fayad, quien señalo que se harían revisiones a fondo de los procesos de asignación de las diferentes obras y contratación de proveedores, así que será cosa de esperar para saber si las denuncias por los elementos encontrados se centra sólo en la Secretaría de Educación.

Por cierto de esos tres casos, se habló en esta columna hace más de 3 años, cuando aún estaban en funciones los ahora ex servidores públicos.

Comentarios

comentarios