La minería en Hidalgo solo ha dejado desechos y problemas: Luis Baños

Durante los más de 500 años de minería en el estado, la actividad solamente ha dejado desechos que son los jales, mismos que ahora amenazan la salud de los habitantes de Pachuca, Zempoala, Mineral de la Reforma y Epazoyucan, así como problemas, afirmó el diputado local Luis Enrique Baños Gómez.

El legislador local del grupo parlamentario del PAN, refirió que el traslado de los residuos de las minas a la región de Epazoyucan, ha propiciado la inconformidad de los vecinos, quienes aseguran desconocer los efectos que pueda ocasionar a la salud y al medio ambiente

Afirmó que el proyecto para el retiro de los jales depositados en Pachuca, propiedad de la compañía Real del Monte y Pachuca, contempla una nueva localización Epazoyucan, donde se someterán a un proceso de tratamiento y recuperación de metales, generando supuestamente como resultado de la operación de dicho tratamiento residuos con menor concentración de metales, los cuales serán depositados, previo proceso de destrucción de cianuro por medios químicos, en una presa, sin garantizar el impacto ambiental a la integridad del subsuelo y de los mantos acuíferos.

De igual manera recordó que la Comisión Nacional del Agua, ya había emitido una sanción a  la empresa Minera del Norte SA de CV, debido a que no cumple con las normas oficiales mexicanas Números NOM-141-Semarnat-2003 y Nom-155-Semarnat-2003, que  establecen especificaciones para la caracterización, así como del sitio de composición final o confinamiento, además de los criterios de protección y mitigación ambiental especificados en estas normas oficiales.
Destacó que dichas normas tienen por objeto señalar que la nueva presa de jales, presentaría un riesgo a los cuerpos de aguas superficiales y subterráneas en cuanto a su uso y aprovechamiento y explotación, además de que es evidente que se está imponiendo el interés económico de la empresa minera por encima de la salud colectiva, pues si bien es altamente costoso el mineral que se recuperará, no se puede comparar con el valor de la salud de miles de personas, lo que no parece interesarle a las autoridades.

El diputado, precisó que las normas antes referidas tienen por objetivo, señalar que la nueva presa de jales, presentaría un riesgo a los cuerpos de aguas superficiales y subterráneas en cuanto a su uso y aprovechamiento y explotación, debido a su composición química de tóxicos que producen un polvo fino que por los fuertes vientos provoca tolvaneras y eso ocasiona fuertes enfermedades respiratorias e irritación en los ojos.

 “La nueva presa de jales, presentaría un riesgo a los cuerpos de aguas superficiales y subterráneas en cuanto a su uso y aprovechamiento y explotación.

 

Comentarios

comentarios