En México alrededor de 29.3 millones de niños, niñas y adolescentes de entre 5 y 17 años realizaron algún tipo de trabajo ya sea en actividades económicas o actividades domésticas  no acordes a su edad, así lo informo Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Tan solo en 2017, 11 de cada 100 niños y adolescentes, entre 5 y 17 años realizaron algún trabajo infantil; de acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el trabajo de menores  se concentra principalmente en la agricultura (pesca, silvicultura, ganadería y acuicultura); seguido de actividades relacionadas con el comercio y una pequeña parte de los infantes trabajan en el sector industrial principalmente en la minería.

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), a través del “Modelo de identificación del riesgo de trabajo infantil México”, se logró reducir el trabajo de menores 4 puntos porcentuales;  Nayarit, Zacatecas, Campeche, Tabasco y Colima fueron las entidades con las mayores tasas de trabajo infantil de 2017, a diferencia de Querétaro, Ciudad de México, Baja California, Aguascalientes y Nuevo León que registraron las tasas más bajas del país.

De acuerdo con el INEGI las comunidades menos urbanizadas que tiene menos de 100 mil habitantes es donde se concentra la tasa más alta de trabajo de menores;  los niños y adolescentes varones son los más vulnerables ante esta situación

En 2017 de los 29.3 millones de población infantil de 5 a 17 años, 2.1 millones no asistieron a la escuela. De estos el  12% no acudieron  debido  a su trabajo.

Entre los principales motivos por los que los niños, niñas y adolescentes trabajan destacan el pago de la escuela o gastos propios, por gusto o ayudar a sus familias y porque su hogar necesita de su aportación económica.

Comentarios

comentarios